s

Ipsiarum deitis de santis Lorem Ipsum. Proin gravida nibh vel veliauctor aliquenea.

La Carne De Cerdo y la Dieta Mediterránea

Artículo elaborado por: Elvira Rodríguez Nutrícionista Dietista de la asociación de Porcicultores de Colombia PorkColombia

Dieta Med pork

La Asociación Porkcolombia, dentro una de sus muchas actividades, propende por realizar actividades tendientes a aumentar el consumo de la carne de cerdo.

Las nutricionistas de Porkcolombia, nos hemos dedicado a través de los diferentes medios de comunicación a dar a conocer a los grupos poblacionales, las bondades nutricionales de la carne de cerdo.

Este artículo está dedicado a dar a conocer el rol de la carne de cerdo en la alimentación mediterránea, siendo esta tendencia y además reconocida por sus múltiples beneficios para la salud, la carne de cerdo juega un papel importante ya que por sus bondades nutriciones es saludable y adecuada para ser incluida en cualquier régimen de alimentación.

La dieta mediterránea se caracteriza por ser una de las más saludables, sus beneficios son innumerables. Es fuente principal de proteínas de alto valor biológico, así como de determinadas vitaminas y minerales, por lo que se hace necesaria en todas las etapas de la vida.

Como podemos notar, la carne de cerdo es un alimento de elevada densidad de nutrientes necesarios en todas las etapas de la vida y, en especial en aquellas en las que las necesidades están incrementadas (embarazo, crecimiento, deporte, etc.), por lo que son muy recomendables, en el contexto de una alimentación variada y equilibrada como el determinado por la Dieta Mediterránea.

Este tipo de alimentación propende por un estilo de vida saludable y equilibrado y se rige por algunas pautas fundamentales como son: consumir alimentos poco procesados, frescos; consumir preferiblemente frutas y verduras; elegir preparaciones

a la plancha, al horno, al vapor, etc, utilizando aceite de oliva; consumir proteínas de alto valor biológico como las que se encuentran en la carne de cerdo; consumir una dieta variada y suficiente que incluya todos los grupos de alimentos en las comidas principales.

La carne de cerdo, encaja perfectamente en este tipo de alimentación, pues es un alimento del grupo de los cárnicos fuente de proteínas de alto valor biológico, las preparaciones preferibles para conservar su valor nutritivo son a la plancha, al horno o al vapor y acompañada de verduras o frutas es una de las preparaciones más importantes de la dieta colombiana, por su significativo aporte de nutrientes, su terneza, su perfil lipídico muy adecuado, y su sabor.

En este sentido, las cualidades nutricionales de la carne de cerdo así como las gastronómicas son excepcionales, como su contenido significativo de ácidos grasos monoinsaturados, mayoritariamente oleico, lo que hace que sea un alimento perfectamente indicado en la comida Mediterránea.

Esta dieta propende por una alimentación saludable, nutritiva y light, en este sentido la carne de cerdo le ofrece al consumidor una alimentación saludable, ya que le suple en un porcentaje el aporte de nutrientes tan importantes como proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales a un muy bajo aporte calórico. La carne de cerdo colombiana le ofrece al consumidor muy poco aporte de grasas, 100 gramos de lomo le proporcionan 4.5 gramos de grasa.

Adicionalmente la dieta mediterránea se caracteriza por el aporte importante de ácidos grasos mono insaturados, como el ácido oleico (omega-9) el linolécico (omega-6), los cuales se encuentran presentes en la grasa de la carne de cerdo. Ácidos grasos considerados cardioprotectores.

Igualmente,  la carne de cerdo aporta minerales esenciales como el potasio, pues ayuda a expulsar los desechos de las células, al contrario, posee muy poco sodio, es por eso que estos dos nutrientes hacen que la carne de cerdo sea tan recomendada en pacientes hipertensos. También aporta Zinc, que es considerado antioxidante, ayuda al fortalecimiento del sistema inmune, conjuntamente con la presencia de vitaminas del complejo B, especialmente la vitamina B 12. El fósforo, también presente en la carne de cerdo, ayuda al mantenimiento de los huesos y dientes.

Como pueden ver la carne de cerdo, le aporta al organismo un sin número de nutrientes importantes y esenciales para el correcto funcionamiento del organismo, lo que perfectamente la convierte en la preferida para ser incluida en la dieta mediterránea, entendida esta como un modelo de alimentación variada, equilibrada y nutritiva.

 

 

Otro punto a favor de añadir carne de cerdo a la dieta mediterránea, es que se está ampliando el atractivo de la dieta, al tiempo que ofrecemos una función cognitiva mejorada” ya que el aporte de vitaminas del grupo B ayuda a nuestro sistema nervioso.. Se considera que “la dieta Med Pork es una excelente intervención en el estilo de vida donde la demencia es una de las principales causas de discapacidad y la segunda causa de muerte”, de ahí la importancia de un buen aporte de este tipo de vitaminas presentes en la carne de cerdo. Además, “cuando se agrega el hecho de que la producción de carne de cerdo emite solo una fracción de los gases de efecto invernadero en comparación con la carne de res, la dieta Med Pork realmente cumple todos los requisitos: sabor, salud y medio ambiente”.

Según investigaciones incorporar carne magra de cerdo a la dieta mediterránea es “una adaptación efectiva de un plan de alimentación exitoso”.

“Es un patrón alimenticio basado en alimentos saludables que, como la carne de cerdo, ofrece beneficios significativos para la salud”.

Bibliografía

https://www.alimente.elconfidencial.com/nutricion/2019-12-11/dieta-mediterranea-recomienda-australia_2370871/

https://interporc.com/2018/01/08/papel-carne-cerdo-dieta-mediterranea?cat=blog/el-ayer-y-hoy-del-cerdo

No Comments

Post A Comment