s

Ipsiarum deitis de santis Lorem Ipsum. Proin gravida nibh vel veliauctor aliquenea.

Leches de Origen Vegetal

Bebidas o leches de origen vegetal y sus propiedades

En el mercado encontramos, actualmente, numerosos tipos de leche. Se trataría de probarlas y ver cual es la que nos gusta más de sabor, o que pensemos que puede hacernos mejor por sus propiedades.

A continuación les presentamos el listado de 6 bebidas y leches vegetales y sus propiedades para el organismo:

LECHE DE SOJA:  Sin duda es una de las más conocidas y de la que podemos encontrar diferentes marcas y productos. Es producida a partir de la semilla de soja y agua, y contiene 45 calorías por 100 ml. La leche de soja tiene mucha más proteínas que la leche de vaca, pero sin grasa, por tanto sin colesterol y es muy adecuada para niños en edad de crecimiento, para las mujeres en general, pero muy especialmente en la menopausia, personas con problemas de osteoporosis y aquellas con colesterol alto. La leche de soja la encontraremos en diferentes versiones: natural, sabor a café, chocolate, etc así encontraremos el sabor que mejor se adapte a nuestros gustos.

LECHE DE AVENA:  La leche de avena tiene un gran sabor, dulce y suave, pero sus principales beneficios son:

  • Es muy rica en ácidos grasos esenciales y vitamina B, su riqueza en beta-glucanos (un tipo de fibra soluble) que favorece la flora intestinal y que sus proteínas tienen una buena composición de aminoácidos esenciales.

Por contra, hemos de resaltar que esta leche contiene gluten, por tanto no sería apta para aquellos que tuvieran intolerancia o alergia al gluten. Se prepara a base de avena, agua y aceite de colza. Contiene las mismas calorías que la leche de vaca. La leche de avena es muy recomendable para:

  • Personas con mucho estrés y problemas para dormir, ya que facilita la relajación.
  • Personas con colesterol y problemas cardiovasculares
  • Personas que siguen una dieta para adelgazar, ayuda a combatir la retención de líquidos

 

LECHE DE ARROZ:  Es una leche muy digestiva, refrescante para el organismo, y además muy energética, ya que contiene hidratos de carbono. Elaborada por arroz integral y agua. Contiene las mismas calorías que la leche semi o desnatada. Leche muy ideal para todos aquellos que tienen problemas digestivos, como en gastroenteritis, postoperatorios, gastritis…por ser altamente digestiva.

LECHE DE ALMENDRAS:  Es una de las leches que nos proporciona una gran inyección de energía. Dado que su origen es la almendra, fruto seco con alto contenido oleo, resulta una leche muy energética y que aporta calorías y azúcares de absorción rápida. Contiene minerales (calcio, potasio, fósforo) vitaminas (A, B5) que procede del ácido linocéico, que evita alteraciones nerviosas. Se prepara a base de almendras molidas y agua. Las calorías de la leche de almendra sin azúcar, son de 25 calorías por 100 ml. Leche recomendada para toda la población, pero especialmente

  • Niños y adolescentes, ya que favorece el crecimiento
  • Madres lactantes porque ayuda a subir la leche materna
  • Gente adulta mayor, porque dos vasos diarios de leche de almendras proporciona un 35% de calcio al organismo, y en consecuencia ayuda a combatir la osteoporosis.

LECHE DE AVELLANA:  Muy recomendada en etapas de cansancio y sobretodo si tenemos elevado el colesterol. La leche de avellana contiene L-arginina que ayuda a la prevención de las lesiones de las arterias y la formación de coágulos, además de rebajar el colesterol. Es rica en calcio y ácido fólico. Muy indicada para mujeres embarazadas, niños y adolescentes y personas adultas mayores.

LECHE DE QUINOA:  Es una de las leches más completas para las personas, ya que posee una relación entre proteínas y nutrientes. Contiene todos los aminoácidos esenciales, no contiene gluten, alto índice de proteínas entre los cereales, y tiene un buen sabor.

LECHE DE COCO:  Los cocos son altamente nutritivos y ricos en fibra, vitaminas C, E, B1, B3, B5 y B6.  Además contienen minerales como el hierro, selenio, sodio, calcio, magnesio y fósforo.  A diferencia de la leche de vaca, la leche de coco no tiene lactosa, así que quienes sufren de intolerancia pueden usarla como sustituto.  Es también una opción popular con los veganos, y sirve de base para batidos o como alternativa al hornear panes y pasteles.

La mayoría de ellas se encuentran sin problemas en los supermercados, no hace falta que vayamos a centros especiales de dietética como años atrás. También tenemos las opciones de chufa, trigo, cebada, pero en este artículo hemos comentado las más fáciles de encontrar.

Y ahora a elegir aquella que se adapte mejor a tus necesidades y gustos.

Déjanos tus comentarios

No Comments

Post A Comment